¿Quién va a pagar el muro?

Por Ricardo Núñez Román

Eran tipo 7 PM, miraba los primeros resultados electorales de EEUU en tiempo real y deduje con desgracia lo que se venía, al ver perdidas del mapa demócrata a Carolina del Norte y Florida, le escribí a un amigo que esto ya había valido queso y me contestó que empacara mis cosas. Momentos después, a lo largo de la pesada noche, el Facebook se inundó de comentarios similares. La mayoría de mis amigos viven aquí, en California, y había desde aquellos que hablaban de partir a Canadá, regresarse a México, hasta los más atrevidos quienes proponían separarnos de la Unión Americana.

¿Que pasó? Como mucho en política, las cosas son multifactoriales, uno de esos factores es que no se votó a favor de un candidato, sino en contra del otro; en este contexto Trump no ganó, Hillary perdió, y junto con ella el establishment y el hartazgo de muchos de ver como las corporaciones determinan las políticas públicas con el llamado lobbying que no es más que corrupción legalizada y disfrazada de donaciones para beneficios empresariales, grandes negocios pues. La gran lección para el partido Demócrata es no haber seleccionado al mejor candidato que confrontaba estas y otras irregularidades: Bernie Sanders. Claro, comenté que este colapso era multifactorial, y por supuesto que hubo gente que votó genuinamente por Trump. Sí, hay misoginia, racismo, así como conservadurismo religioso y extremismo, nutriendo en algún porcentaje el voto de Trump; también el fenómeno mediático televisivo, tan efectivo en crear héroes de plástico, tal y como en México; pero además cómo explicarle a un habitante del otrora corredor industrial que votara por Hillary, cuando fue su marido, el ex presidente Bill Clinton, quien firmó el tratado de libre comercio, y que en consecuencia de eso y de la globalización, estados como Ohio, Pensilvania y Michigan perdieron millones de fuentes de trabajo y se sumaron a la oscuridad económica. ¿Exagero? vayan a cualquier sitio de bienes raíces y podrán encontrar hermosas casas victorianas de 3 recámaras, en la ciudad de Detroit en sólo 5 mil dólares. Sí, acá en California costarán de menos 100 veces más. Pero hay más, el mapa de las últimas 6 elecciones es aleccionador para entender el demográfico de votos en Estados Unidos, las costas y los estados generalmente más progresistas, innovadores y donde está la mayoría de oportunidades económicas suele votar liberal, el resto es conservador; con todo esto el país y sus políticas no han sido capaces de llevar el progreso de forma uniforme y equitativa; pero hay razones geopolíticas también, por regla histórica, cuando la humanidad ha sufrido de mayor desigualdad, las tendencias electorales se inclinan hacia el radicalismo. Los movimientos extremistas están prosperando en este mundo inequitativo; Austria, Alemania, y el Reino Unido con su brexit son algunas muestras. Lo que acaba de ocurrir aquí, es concordante con la tremenda desigualdad económica, donde el 1% de la población posee la riqueza equivalente del 50% de los Estadounidenses.

muro-2

¿Y ahora qué sigue? Pues no estamos perdidos porque California, como el resto de la costa Oeste y la costa norte este así como la mayoría de estados pluriculturales y progresistas votaron por el programa Liberal, injusto sería dejarlos solos a ellos y separarnos, California representa un bastión con sus 55 votos, más que ningún otro estado, y tiene su peso correspondiente en las cámaras, no debemos dejar solos a los New Yorkinos, los de Oregon, Washington, Ilinois, New Jersey, Vermont y demás estados, esta batalla por el bien de la mayoría apenas comienza, la democracia no se construye cada 4 años invirtiendo unos minutos en marcar una papeleta, ahora más que nunca hay que organizar, inspirar, debatir, influir, reconciliar e innovar, y sobre todo cuidar el sentido de nuestro voto. Pocas veces se había tenido un presidente tan incapaz y peligroso como el Sr Trump, cometerá miles de errores, es nuestro deber estar atentos para hacer valer nuestra fuerza en una probable destitución (impeachment), entonces este país tendrá la oportunidad de rectificar y conseguir que una figura como Bernie Sanders llegue a la presidencia. Y no me voy porque eso sería construir un muro ideológico, no me voy porque no creo en los muros, sino en los puentes, y esos Sr Trump, sí que estoy dispuesto a pagarlos con mi vida.

Ricardo Núñez Román
Director & Producer
World Post Studios
11417 Miranda St
North Hollywood CA 91601
818-760-9399 818-390-8376
www.WorldPostStudios.com