La cinta de un tenaz en Hollywood.

Por Ricardo Núñez Román.

 Panic 5 Bravo.

P5B_1Sheet_300

 

Kuno Becker dirige, escribe y actúa esta cinta independiente del género de suspenso o Thriller, en donde unos paramédicos de Estados Unidos en la frontera de Arizona con México, interceptan una señal de radio que les indica la existencia de un herido a escasos metros, pero del lado Mexicano. De hecho, la víctima está a una distancia apenas visible de la ambulancia. Como los paramédicos se dan cuenta que ningún servicio de emergencia Mexicano responde, deciden cruzar el borde de forma ilegal para rescatar al herido y conducirlo en su ambulancia a un hospital Mexicano, pero no saben que una serie de acontecimientos inesperados los arrastrará a un espiral trágico.

La primicia es por demás ingeniosa, después de presentarnos brevemente a sus personajes, la película introduce dramáticamente los elementos del herido en el otro lado del borde y la intrépida decisión de cruzar para salvar una vida. Aunque me pareció que no se otorga el tiempo necesario para que la audiencia comience a identificarse con los personajes, el hecho de sembrar la inquietud de lo qué pasaría realmente si una ambulancia cruzara en esas circunstancias, hizo que se me olvidara por un momento el error del guión en no justificar mejor la decisión del cruce. Sabemos que en la vida real cualquier operativo de esa naturaleza contaría necesariamente con un protocolo de autorización, sobre todo en este caso, donde el líder de los paramédicos menciona en sus diálogos que estaba a punto de jubilarse. Sin embargo, el suspenso generado, el peligroso levantamiento del herido y la conducción frenética de la ambulancia, crea un estado de emoción, que se incrementa acertadamente con un acontecimiento que obliga a los personajes, a contar el resto de la historia recluidos en su propia ambulancia. Hasta ahí, estaba acomodándome para disfrutar una cinta independiente que prometía una narrativa atrevida e interesantísima. Pero no fue así, porque después de ese momento, la película se cae. El escritor ya no supo como superar su primicia, y en lugar de adentrarnos a la sicología de los personajes atrapados, y hacer que la audiencia se compenetrara y comenzara a comprenderlos,  sentirlos y sufrirlos; la historia se vuelve un devenir de situaciones muy poco creíbles, injustificables, salidas al paso sólo para mostrar exceso de sangre, y argumentos sin sustento que incluso traslapan el género de horror más que el de suspenso. Pocos diálogos afortunados, como una pequeña reflexión acerca de la corrupción que debe imperar entre los Estadounidenses como para permitir el paso de narcóticos del lado de sus fronteras; pero en general cuestiones un tanto frívolas y elementos exagerados. Mención aparte merece la pista de efectos sonoros, que logra provocar, aunque al final repite sus recursos y no consigue sobreponer.

Aún así, se reconoce el esfuerzo de Kuno Becker, quien se atreve a producir una cinta orientada al mercado Norte Americano anglo parlante con mínimos recursos, además de seguir diversificándose al interpretar papeles que denotan su hambre creciente por nunca encasillarse. A mi gusto debió optar por ser dirigido, en lugar de él mismo dirigir, ya que podría lucir mejor su potencial histriónico y contar con un ojo clínico externo que hubiera ayudado a corregir la narrativa de su historia. Espero que la tenacidad que ha mostrado este cineasta mexicano lo lleve muy pronto a lograr un filme que sorprenda.

 Panic 5 Bravo, de Lionsgate, se estrena pronto en la Unión Americana

 Ricardo Núñez Román es director de operaciones de la productora World Post Studios y crítico de cine emergente para Hola Hollywood.

www.worldpoststudios.com Compañía de doblaje, vídeo y posproducción

 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=XaJjP9Ovw[/youtube]