Lo tonto de Hollywood, Dumb and Dumber To (2014)

Por Ricardo Núñez Román, para Hola Hollywood.

 

            Mi madre hablaba del Doctor Galindo, un prestigiado académico de sus épocas de Universidad a quien todos admiraban por sus brillantes pensamientos y teorías médicas de vanguardia. Esa admiración casi colapsó cuando se enteraron que al Doctor le gustaba acudir a ver cine de comedia tonta y simplona, de esas pobres producciones consideradas en México como churros. Afortunadamente el Doctor Galindo explicó que su hábito de ver esas cintas, era para obtener un poco de coco wash; es decir, para fugarse un rato de sus profundos análisis con algo que no le requiriera pensar, y así, distraerse de la manera más simple posible.

 Recordé esa anécdota cuando vi la secuela de la película de los hermanos Farrelly, Dumb and Dumber 2, conocida en países hispanos como Tontos y retontos o Dos tontos muy tontos, en la que desde luego repiten sus protagónicos Jim Carrey y Jeff Daniels después de 20 años de actuar en la primera entrega, que recaudó la nada despreciable cantidad de 247 millones de dólares a nivel global (alrededor de 382 millones si lo trasladamos al presente considerando la inflación acumulada).

Dumb and Dumbers es un road film, género cinematográfico en el que la trama se va desenvolviendo conforme los protagonistas viajan, donde  Harry Dune, el personaje de Daniels, se entera que es padre de una niña de 20 años y decide buscarla junto con su viejo  amigo Lloyd, interpretado por Carrey. La trama se va enredando a medida que se presentan nuevos personajes y se resuelve utilizando argumentos simples, repetidos y forzados. Los realizadores recurren a innumerables escenas utilizando lo que conoce comopastelazos, además de alusiones sexuales, escatológicas y diálogos poco ingeniosos, tratando de justificar las escenas con la estupidez de sus personajes. Las actuaciones de los protagónicos son bastante dignas; a pesar de los años, demuestran su buen talento para la comedia de exceso; Jim Carrey con su interesante manejo facial y un todavía aceptable manejo corporal, aunque eso si, como actor no cambia mucho, tal como ha sido siempre en sus comedias, se encasilla en interpretar su eterno personaje impertinente y explosivo. Con pocos efectos visuales, una fotografía, sonido y edición estándar, la película se apoya en la capacidad histriónica de sus protagonistas sin lograr ser tan divertida y con una trama que la olvidarás en pocas horas. A menos que seas un científico como el Doctor Galindo y quieras despejarte con algo tonto y simple, donde no se requiere pensar,  no te recomendaría la película.

Por cierto, A Jim Carrey le pagaron 7 millones de dólares en la primera entrega, mientras que al otro protagonista Jeff Daniels, solo le dieron 50 mil dólares, en una película que costó 16 millones. ¿Creen que reproduce Hollywood el tonto sistema económico de inequidad mundial?.

Dumb-And-Dumber-To-2014

Dumb and Dumber 2, de Universal Pictures & New Line Cinema, en su fin de semana de estreno.

 Ricardo Núñez Román es director de operaciones de World Post Studios y colaborador emergente de Hola Hollywood.www.worldpoststudios.com

 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Nznc9HEYMeM[/youtube]